Museo de la Radio en Ponferrada

Concurso para su ampliación

El “museo de la radio Luis del Olmo” se sitúa en el eje principal del casco antiguo de Ponferrada, en un entorno privilegiado entre la fortaleza templaria y la basílica de Nuestra Señora de la Encina.

Actualmente el Museo de la Radio ocupa el edificio conocido como “Casa de los escudos”, una casona solariega cuya seña de identidad es la glicina que trepa por sus muros y le aporta una imagen espectacular durante su floración en primavera.

Interiormente es un espacio encerrado en sí mismo, ajeno a su entorno, con poca luz natural y poco funcional. La ampliación, prolongándose hacia el solar contiguo, se presenta como una oportunidad idónea para contrarrestar estas carencias.

A nivel urbano la propuesta presentada mantiene un diálogo respetuoso con el entorno donde se inserta, se conecta visualmente con los monumentos cercanos mediante la estratégica apertura de huecos practicados en fachada, conserva el perfil de la “casa torreada” e incorpora en su reconstrucción los elementos protegidos por el planeamiento.

Dada la limitación espacial, y para mejorar la continuidad del recorrido del Museo de la Radio, se libera espacio expositivo minimizando la superficie ocupada por los usos auxiliares y concentrando en un solo núcleo la comunicación vertical.

Se considera imprescindible resolver el límite con el solar adyacente y se decide comunicar con una galería los dos volúmenes propuestos en las bases, de esta manera se logra una lectura continua del patio, a la vez que se evitan duplicidades y vistas desagradables.

Funcionalmente se pretende marcar un recorrido de tránsito claro: dicho recorrido se inicia en el edificio antiguo del Museo de la Radio, se conecta con la ampliación mediante una sencilla pasarela en planta primera, y continúa por las salas de exposiciones permanentes, en sentido descendente hasta la tienda, situada en planta baja, para terminar saliendo por el arco recuperado de la “casa torreada”.

La sala de exposiciones temporales de la planta sótano tiene acceso por la Calle Comendador, posibilitando su uso combinado o independiente al museo de la radio.

En el proyecto destaca la recuperación del patio del cerezo. El edificio abraza al cerezo y se abre a este patio haciendo que la luz natural inunde las nuevas salas de exposición. El cerezo ofrece protección frente a la incidencia del sol en verano y permite su paso en el invierno tras perder su hoja en el otoño. En primavera, la luz tamizada por la flor del cerezo bañará con su color las salas consolidando la unión entre arquitectura y naturaleza.

El sistema constructivo propuesto para el nuevo edificio del Museo de la Radio se basa en el uso de materiales tradicionales como la piedra y la madera pero adaptados a los sistemas actuales. En este sentido, los pórticos de madera laminada utilizados y siempre presentes, definen el espacio con un lenguaje sencillo y legible en la búsqueda de una solución económica y sostenible.

La construcción pura y neutra de las fachadas define con precisión los volúmenes, dibujando sus aristas, sobre la que destacan los elementos pétreos a conservar. Se utiliza la madera como material de transición interior-exterior, tanto para la pasarela que une los edificios, como para la definición de los huecos de fachada y el patio.

Museo de la radio en Ponferrada
Vista desde la calle Comendador
Vista del patio del cerezo, desde la Travesía
Museo de la radio
Vista desde la calle Gil y Carrasco
Museo de la radio
Vista del castillo desde la sala de exposiciones de planta primera
Museo de la radio
Vista del patio del cerezo, desde la sala de exposiciones permanentes