Mueble metálico

Marco de chapa y base de perfil laminado

Se diseña este mueble metálico, para la reforma de una vivienda en el centro de Madrid.

Se trata de un interior minimalista, en el que toma protagonismo la medianera de fábrica de ladrillo, que se desnuda y queda vista, con la estructura de pórticos de madera embutida, sin más tratamiento que un producto fijador, que impide el desprendimiento de áridos.

Frente a la tosquedad y la rugosidad de este fondo, se pretende contraponer un mueble metálico de líneas muy puras, que contraste con la pared y permita la potenciación de ambos. El diedro se completa con un suelo de tarima de madera (piedra-madera-metal).

Conceptualmente se trata de un simple marco, sin apenas espesor, que debe “flotar” sobre la pared de ladrillo.
El material utilizado para el marco es chapa metálica plegada, de 3 milímetros de espesor. Dado que el mueble debe soportar peso y dada la escasa rigidez del marco en el sentido longitudinal, se hace necesario disponer elementos de rigidización intermedios.

Esta circunstancia se resuelve mediante dos chapas plegadas interiores, cuya sección en planta tiene forma de “V”, de tal forma que se trata de planos no paralelos a los laterales del marco y, por tanto, el conjunto del mueble metálico queda perfectamente rígido en todas direcciones (admitiendo cargas muy elevadas sobre él).

El marco rectangular se conforma con dos chapas, disponiendo las uniones entre ellas coincidiendo con los elementos centrales de rigidización, de tal forma que las soldaduras quedan muy disimuladas (además de pulirse en las zonas vistas).

El último aspecto a resolver es el del apoyo, ya que tiene que respetarse esa idea de “marco suspendido” y a la vez tiene que aportar bastante peso al conjunto para que el mueble metálico sea estable y pueda cargarse sin problema. Se decide poner un perfil laminado HEA-200, de tal forma que queda retranqueado de la linea exterior del marco y tiene poca presencia visual.

Para unificar el aspecto final, se le aplica un lacado blanco mate al horno, lo cual acentúa ese contraste con el fondo de ladrillo.

El resultado es un mueble de 200x70x35mm (ancho x alto x fondo), con un peso total de 101 kilogramos y un precio aproximado de 450€.

Diseño  3D del mueble metálico
Mueble metálico
Mueble metálico, de chapa lacada