Casa construída en 86 días

(del 12 de enero al 7 de abril de 2016)

El día 12 de enero de 2016 se inicia la excavación para la construcción rápida de esta vivienda de entramado ligero de madera.

La topografía de la parcela, con una pronunciada pendiente, condiciona el diseño. Se aprovecha el nivel de acceso, por la cota baja de la parcela, para la planta de garaje y semisótano, de tal forma que se accede a nivel (ascendiendo un poco), pero la parte trasera de la planta sótano queda enterrada e, incluso, la planta baja queda parcialmente por debajo del nivel del terreno.

Como cimentación se ejecuta una losa de hormigón armado, regruesada en las líneas de carga, a modo de zapatas corridas. A pesar de ser un sistema que consume mayor cantidad de hormigón, permite ejecutarse en una sola fase, ahorrando tiempo y mano de obra.

Toda la planta semisótano se construye con muros de bloque de hormigón, armados y macizados en los puntos más comprometidos. Es un sistema constructivo barato y de rápida ejecución y, si bien su resistencia a flexión no es muy alta, el hecho de estar los muros atados en cabeza (con el forjado de planta baja) y los refuerzos ejecutados estratégicamente hacen que sea el sistema ideal para este tipo de construcciones.

El resto de la vivienda, desde el forjado de planta baja para arriba es de entramado de madera. El forjado de planta baja es de viguetas de madera aserrada de clase resistente C18 de 2×10″ (38x235mm) con mayor o menor densidad, según cálculo. El tablero superior es de virutas orientadas (OSB) de 18mm de espesor. Tiene la particularidad de prolongarse en voladizo sobre la puerta de acceso al garaje, lo cual se soluciona aumentando la densidad de viguetas y prolongándolas también en el otro sentido, para compensar el momento flector en el apoyo.

En la parte trasera de la vivienda el forjado queda bajo el nivel de la tierra, por lo que se apoya a mitad del muro de hormigón, dejando espacio para prolongar el muro de contención, con medio pie de ladrillo. Posteriormente se enfosca toda la superficie en continuidad y se aplica la pintura asfáltica impermeabilizante.

La estructura vertical de planta baja se resuelve casi en su totalidad con muros entramados de 2×4″ (38x89mm) arriostrados por ambas caras con tableros de virutas orientadas (OSB) de 9mm. Para liberar el espacio del salón, se dispone una jácena de madera laminada, apoyada en pilares, también de madera laminada GL24h (de 140x140mm). El forjado de planta primera no ocupa la totalidad de la planta, dejando el salón a doble altura, pero aprovechando al máximo el espacio bajo cubierta.

Se diseña una cubierta de enorme sencillez geométrica (a dos aguas) lo cual ayuda a una construcción rápida. Se dispone inicialmente la cumbrera apeada, que sirve de guía para acometer a ella los pares de ambas vertientes, que posteriormente apoyaran en muros intermedios.

Una vez construída toda la tabiquería de planta primera, se retira el apeo de la cumbrera y se terminan las cerchas de cubierta, quedando en su disposición estructural definitiva. En el salón de planta baja se deja el techo a dos aguas, respondiendo a la geometría real de la cercha de cubierta. Se integran ventanas tipo VELUX que arrojan luz en el baño de planta primera, así como sobre el hueco de escalera, bañando todo el vestíbulo de entrada.

Sobre el tablero de cubierta, y previa colocación de una lámina impermeable y cortaviento, se realiza el tejado de pizarra, sobre rastreles de madera. La sencillez geométrica del diseño facilita enormemente este trabajo que puede resultar muy tedioso en cubiertas de diseño complicado, con numerosas limas, que impedirían una construcción rápida.

El acabado exterior de las fachadas es el típico de las casas americanas, con tablas de aglomerado pintadas al horno, texturizadas imitando madera (tipo CANEXEL). Se clavan sobre rastreles, dejando una cámara ventilada, Al igual que en cubierta, se dispone lámina cortaviento, que se sella perfectamente en todas sus junta (con especial atención a los huecos de ventana).

Paralelamente se trabaja en el interior de la vivienda, distribuyendo todas las instalaciones y colocando los acabados, sobre placas de cartón yeso en paramentos verticales y con tarima especial para suelo radiante. Los techos que quedan a dos aguas, interiormente se terminan con friso de madera pintado en blanco.

Terminada la envolvente de la vivienda, el último mes de construcción se dedica prácticamente a instalaciones, acabados y remates interiores, así como al acondicionamiento de la parcela.

El Certificado Final de Obra se firma el día 7 de abril de 2016, de tal forma que la ejecución total de la obra se realiza en un tiempo récord de 86 días, contados desde el día que entra la excavadora para iniciar el movimiento de tierras.

Se trata de una construcción de 235m² construidos (135 de ellos sobre rasante). Queda demostrada la eficacia del entramado ligero de madera para acortar los plazos de ejecución, lo cual revierte en un abaratamiento del producto. Es necesaria, no obstante una buena definición del proyecto de ejecución, así como una organización eficiente de los oficios para llegar a plazos de ejecución por debajo de los tres meses… y un poco de ayuda del tiempo.

Casa construída en 86 días
Muros de sótano de bloque de hormigón armado (19 de enero de 2016)
Casa construída en 86 días
Forjado de planta baja (26 de enero de 2016)
Casa construída en 86 días
Estructura vertical de planta baja (29 de enero de 2016)
Casa construída en 86 días
Pares de cubierta apoyados en cumbrera (30 de enero de 2016)
Casa construída en 86 días
Salón a doble altura y tabiques de planta primera (5 de febrero de 2016)
Casa construída en 86 días
Tejado de pizarra (16 de febrero de 2016)
Casa construída en 86 días
Acabado exterior (18 de febrero de 2016)
Casa construída en 86 días
Acabados. Baño planta primera (2 de marzo de 2016)
Casa construída en 86 días
Acabados. Salón (5 de abril de 2016)
Construcción rápida
Finalización de obra (7 de abril de 2016)