Cimentación Passivhaus

Disposición del aislamiento térmico

La sociedad actual está cada vez más concienciada de la necesidad de ahorrar energía y de hacer un uso lo más eficiente posible de la misma.

Con esa intención, es evidente el crecimiento del uso de energías renovables que se está produciendo, encaminado a la tan manida “sostenibilidad”. El razonamiento es lógico: si tengo que consumir una determinada energía, que sea renovable, en beneficio de los recursos naturales del planeta. Pero el planteamiento es incompleto, ya que se pretende actuar sobre el “cómo” producir energía, olvidando lo fundamental: REDUCIR LA DEMANDA.

Con este objetivo se publica la “Directiva Europea 2010/31/UE”, según la cual todos los estados miembro deberán tomar medidas para que a partir de 2020 todos los edificios privados de nueva planta sean de consumo de energía casi nulo.

De todos los estándares desarrollados para la construcción de edificios de consumo de energía casi nulo, es sin duda el Passivhaus (desarrollado en Alemania en los años 80) el que está teniendo una mayor implantación, por su rigor científico y relativa sencillez de aplicación.

El estándar Passivhaus limita la demanda de enrgía a 15kWh/m²a para calefacción, lo cual hace necesario un excelente aislamiento de los edificios y un especial cuidado en el tratamiento de los posibles puentes térmicos. Éste es un aspecto al que históricamente se ha atendido muy poco en la construcción, especialmente en nuestro país.

En el caso concreto de la cimentación y de las soleras, es muy raro encontrar edificios adecuadamente aislados. Si bien es cierto que el salto térmico entre el interior de la vivienda y el terreno es muy inferior al que existe entre la vivienda y el ambiente exterior, la superficie de contacto suele ser considerable y las pérdidas totales que se producen por el terreno son muy significativas.

Un valor típico de transmitancia de una cimentación Passivhaus (losa o solera) es entorno a 0,35W/m²K, cifra que resulta imposible conseguir sin disponer aislamiento.

Además, la disposición del aislamiento en cimentación no es sencilla, ya que resulta difícil darle continuidad con el aislamiento de fachada, con lo que habrá que evitar puentes térmicos en las discontinuidades del mismo.

Puede aislarse la solera superiormente, cimentando directamente al terreno o puede aislarse por debajo, aprovechando la inercia térmica de la solera para el interior de la vivienda, lo cual es muy recomendable (como en la imagen que sigue). No obstante, esta segunda opción, hace que la transmisión de cargas al terreno se produzca a través del aislante que, aunque existen aislamientos con bastante rigidez, hay muchos técnicos a los que no nos parece la mejor solución, por la dudosa durabilidad de la resistencia del Poliestireno extruido (XPS).

Queda entonces la opción de cimentar las zapatas directamente al terreno y aislar la solera inferiormente, para lo cual se hace imprescindible solucionar los puentes térmicos que se producen por la discontinuidad del aislamiento. En el caso analizado, correspondiente a una Passivhaus que actualmente estamos construyendo en Guriezo (Cantabria) se prolongó verticalmente el aislamiento a ambos lados de los muretes de cimentación, consiguiendo un puente térmico negativo, es decir, mejor valor de transmitancia que el resto de la solera.

En el análisis térmico realizado con programas informáticos específicos (foto de portada), puede verse la curva de isotermas abultada hacia abajo en el apoyo sobre los muretes de cimentación Passivhaus.

El detalle está por tanto bien resuelto y no se produce un aumento de la transmitancia en este punto. Para ello es necesario establecer adecuadamente, en lo que al aislante se refiere, sus características térmicas, espesor y longitud de prolongación vertical en el muro. En el caso que nos ocupa, se utilizó XPS de 0,036W/m²K, en planchas machiembradas de 10cm de espesor, dobladas 60cm en vertical sobre los muretes.

Hay que tener muy presente cuando se proyecta una Passivhaus cómo se resuelve térmicamente y constructivamente el contacto con el terreno, ya que se trata de un elemento de vital importancia y su modificación posterior resulta muy cara, de ser posible.

Cimentación Passivhaus
Análisis informático de puentes térmicos en cimentación Passivhaus
Cimentación Passivhaus
Aislamiento contínuo bajo la cimentación
Cimentación Passivhaus
Aislamiento vertical de muros de cimentación Passivhaus
Aislamiento vertical de muro perimetral de cimentación Passivhaus